Brigidina Gentile y su mundo de palabras mágicas

Brigidina Gentile y su mundo de palabras mágicas

La escritora y traductora Brigidina Gentile desde que era una niña tuvo una especial fascinación por la magia. Nada más licenciarse en Antropología cultural se fue a Chiapas en México para realizar una investigación que la llevó a conocer muchos curanderos que con sus historias siguieron la atraparon por completo y esto se puede revelar en sus obras literarias. Así que, enamorada de este mundo, decidió licenciarse en Lenguas y Literaturas extranjeras con una tesis en Literatura Hispanoamericana. Con su  “Proyecto Penélope, la mujer y el mito en la escritura hispanoamericana” regresó a México y a partir de entonces empezó a tejer las palabras en el telar de la poesía, de la novela y del teatro. Además es traductora y le encanta elegir palabras para describir las emociones de los autores que traduce. Artista eclética ha atravesado buena parte de nuestro mundo para hablar de sus obras con las que ha ganado premios muy prestigiosos. Sus trabajos literarios y artísticos se encuentran en bibliotecas nacionales e internacionales. Sus últimas producciones son: J’ai fatigué la salade. La vita è come un’insalata/La vida es como una ensalada (2019) que es una novela culinaria; Notturni à la carte (2020) que es un libro de prosa poética y poemas;  Beatrice e lei/Beatrice y Ella (2021) que es una pieza teatral y el último en orden de tiempo Tequila, publicado en mayo de 2023, como homenaje a su segunda Patria, México.

En Beatrice y Ella se encuentra un diálogo íntimo entre Ella, mujer contemporánea, que interpreta y escribe los pensamientos de Beatrice Hastings, que era el seudónimo de Emily Alice Haigh, escritora inglesa, poeta y crítica literaria famosa por publicar varios artículos en The New Age bajo una variedad de seudónimos masculinos y femininos. Fue amante de Modigliani. La intuición de hacer interactuar dos personas de época distintas para resaltar la condición femenina es muy acertada. Beatrice, a través de Ella, afirma el concepto fundamental para ella y para toda mujer: el de la libertad de las mujeres. Dice “sono riuscita a dare cittadinanza a tutto quello che mi portavo dentro e nessuno ha mai potuto impedirmi di farlo”. Concepto que afirma en algunos poemas de Tequila, su nuevo trabajo en versos, traducidos al español por la autora. Este nuevo poemario  presenta a una mujer introspectiva y extremadamente moderna que dialoga consigo misma dando lugar a reflexiones muy intensas y reveladoras de un alma que conoce el mundo y sabe lo que quiere alcanzar para vivir en él. 

No tiene reparos en hablar de temas que para muchos pueden parecer tabú y eso es lo que la hace original y directa en sus expresiones e imágenes. Hay muchos poemas que me gustaría citarles, pero les he reservado uno que creo que resume bien su poética.

A continuación se muestran algunos versos de los poemas que han atraído especialmente mi atención. El poema El poema “La esposa de Lot”, traducidos por la propia poeta en los que se evidencia la búsqueda de la propia identidad.

La esposa de Lot de Brigidina Gentile

Nadie sabe mi nombre.

Yo soy la esposa de Lot,

la que no resistió y

se dio la vuelta para mirar hacia atrás.

¡Sí, me di la vuelta! atrás, hacia el pasado.

El presente me asustaba.

¿El futuro? ¡Quién sabe!

Soy una mujer y ya no lo soy más.

Soy una estatua de sal.

¿No se volvió Orfeo para mirar a Eurídice?

Y ella se quedó para siempre en el Hades.

Yo me di la vuelta y por esto

fui transformada en una estatua de sal.

Y nadie me recuerda con mi nombre

sino como la esposa de Lot.

¿Por qué no puedo tener un nombre?

Me pregunto. ¡Les pregunto!

Soy una mujer, con la fuerza y la fragilidad,

el corazón y el alma de todas las mujeres,

soy igual y tan diferente de todas las mujeres

de ayer y de siempre.

Ítaca. La espera

Y luego vine a Ítaca

con la máscara blanca

He caminado mucho tiempo

en las orillas y los acantilados,

entre los olivos.

Me he metido en el agua azul y clara

Quería perderme en el abrazo de las olas

escuchar sus historias

y contar la mía.

Me quedé dormida en las algas

eran suaves

olían a salmuera.

Soñé y hablé con las sombras,

sabían todo sobre de mí y Penélope,

ella que siempre está en las palabras

o en las miradas de las otras.

ella que siempre está en tierras a mí extranjeras.

Sabían que vine a Ítaca a buscarla

Buscaba a ella, pero

encontré a Ulises esperándome.

*Elisabetta Bagli, poetessa, scrittrice

Elisabetta Bagli